Influencia del pensamiento en la fotografía de los espíritus

25 abril, 2019 por admin Sin comentarios »

Hemos hablado en diversas ocasiones de la importancia y de las cualidades del fluido espiritual en nuestras vidas. Cada  uno de nosotros tenemos de manera natural, un fluido propio que nos rodea y que nos acompaña en todos nuestros movimientos. Nuestra voluntad puede extender o restringir su acción, y la voluntad es en efecto el principio activo más poderoso por el cual se dirigen sus efluvios a través del espacio. Digamos que este principio está fundado en la potencia magnética. Parece en fin, ser el vehículo de la visión psíquica, y puede decirse también que cada individuo es el centro de una onda fluídica cuya extensión está en razón de la fuerza de la vibración.

La fotografía y la transmisión del pensamiento apenas se han tratado, aunque hayan sido importantes para su estudio, pues nos demuestran la existencia del alma, que controla los elementos fluídicos, permitiendo que se establezcan relaciones entre dos almas. Cuando se evoca el recuerdo de ciertos hechos en la existencia de un Espíritu, la fotografía de estos hechos se presenta ante él. Siendo el fluido el vehículo del pensamiento, éste obra en los fluidos como el sonido en el aire; nos aporta el pensamiento como el aire nos aporta el sonido.

Puede decirse, que hay en los fluidos ondas y rayos sonoros. Cuando el pensamiento crea imágenes fluídicas, se reflejan en la envoltura periespiritual como en un espejo. Así es como los más secretos movimientos del alma se repercuten en la envoltura fluidica, y como un alma puede leer en otra alma como en un libro y ver lo que es perceptible por los ojos del cuerpo.  

La teoría de las creaciones fluídicas y, por consiguiente, de la fotografía del pensamiento corresponde al Espiritismo. En otras oportunidades hemos citado las ideoplastías que son creadas por nuestros pensamientos y proyectadas al astral donde permanecen, recordando que no hay ningún pensamiento, sea criminal o sublime, que no deja de tener una acción real sobre el conjunto de los pensamientos humanos y sobre cada uno de ellos.

 Las primeras noticias que tenemos de las fotografías espiritistas nos sitúan en 1861 realizadas en Boston por Guillermo H. Mumler. Se comenta que en Inglaterra, con anterioridad, en 1851 se llevaron a efecto otras experiencias por Ricardo Boursnell pero no se han conservado ninguna de ellas. En 1856, Tomás Slater, óptico, residente en Londres, celebró una sesión de espiritismo en unión de Lord Brougham y Roberto Owen, en la cual les fue anunciado por medio de golpes que llegaría un tiempo en que Mr. Slater tomaría fotografías de espíritus. Mr. Owen prometió que si al llegar a  esa época él se encontraba en el mundo de los espíritus, aparecería en la placa. Y, en efecto,  estando Mr. Slater haciendo experimentos de fotografías espiritistas, obtuvo en una placa el rostro de Mr. Owen juntamente con el de Lord Brougham.

El naturalista inglés, Alfred Russell Wallace en su libro “Milagros del espiritismo moderno” describe así la fotografía: “La primera de las pruebas contenía dos cabezas al lado de un retrato de la hermana de Mr. Slater. Una de las cabezas era inconfundiblemente del fallecido Lord Brougham; la otra, mucho menos clara, fue reconocida por Mr. Slater como de Roberto Owen, con quien tuvo una amistad íntima hasta el momento de su muerte”.

Desde Mumler en 1861 a Guillermo Hope ha habido de veinte a treinta médiums con aptitudes para la fotografía psíquica, y entre todos ellos produjeron millares de resultados  sobrenaturales que se conocieron bajo el nombre de “extras”. Entre los más conocidos se encuentran Hubson, Parker, Wyllie, Buguet, Bursnell, Duguid, Hope y la Sra. Deane.

El fotógrafo de espíritus francés, M. Ed. Buguet, estuvo en Londres por Junio de 1874, y en su estudio fotografió a muchas personas conocidas. El director de la revista El Espiritista, Harrison, contaba que Buguet daba a quien se lo pedía una prueba de la autenticidad del fenómeno, que consistía en cortar una esquina de la placa y añadirla a la negativa después del revelado. Parece ser que Buguet durante la exposición de la placa estaba sumido en un trance parcial. Los resultados psíquicos que obtuvo fueron muy artísticos y bastantes más claros que los conseguidos por otros médiums.

No obstante, en abril de 1875, Buguet fue detenido y acusado en Francia de hacer fotografías fraudulentas de espíritus. Para defenderse declaró que todos los resultados los obtenía con trampa, declarando que realizaba un trabajo de superposición que le resultaba fácil.  Fue condenado a quinientos francos de multa y a un año y medio de cárcel. Durante el juicio, personas respetables y  muy conocidas expresaron su creencia en la verdad de los “extras” obtenidos por el acusado, a pesar de los “fantasmas” fingidos que Buguet dijo haber usado. La verdad de la fotografía de espíritus no depende de lo que aquel médium hiciera o dejara de hacer.

Buguet había hecho fortuna con las fotografías de espíritus. Contactó con Amelia Gabriela Boudet, la viuda de Allan Kardec, aprovechándose de ella, llevando a cabo una serie de experiencias.  El 12 de mayo de 1874 había realizado una fotografía en la que aparecía Kardec junto a su esposa diciendo “Gracias mi querida esposa, gracias Leymarie, coraje Buguet”. Posteriormente un señor de Montrevil-Surmer solicitó una fotografía de su hijo fallecido de diez años y medio de edad, y recibió la de una persona de cincuenta años. Tantos errores consecutivos, fue lo que provocó que fuese sometido a juicio, donde Amelia Gabriela Boudet tuvo que presentar testimonio, quedando muy marcada por y como se habían desarrollado los hechos, ya que Leymarie, el responsable de la Revista Espírita después de la muerte de Kardec, fue enviado a la cárcel y el fotógrafo exiliado de Francia. 

Más tarde, el 16 de junio de 1875, se inició un proceso judicial contra los espiritistas, por el caso de las fotografías de los espíritus. En él, Amelia Gabriela Boudet tuvo que presentar testimonio como testigo de la causa. La viuda de Kardec fue tratada con todo desprecio sin que la honorabilidad de los años se tuviese en cuenta, ni respetada. Kardec fue acusado de plagio.  El juez Millet la interrogó: “¿De dónde sacó el nombre? ¿En qué época? Nosotros conocemos los orígenes de los libros. Él se valió de un libro de brujería de 1822. Su nombre es el de una floresta de Bretaña. Nosotros no consideramos a las personas que copian de otros autores, ya que se burlan del público.” Amelia Gabriela Boudet replicó: “Todos los literatos usan pseudónimos, mi marido nada robó”. Y el juez Millet la contestó: “Fue un recopilador, no un literato, un hombre que hizo magia blanca o negra”. “¡Quédese sentada”. Posteriormente Amelia Gabriela Boudet realizó un escrito al Presidente de la Séptima Cámara Correccional protestando por su trato y el de su marido.

El 21 de enero de 1883, en su domicilio de la Avda. y Villa de Segur, 39 de París,  desencarnó a las cinco de la mañana Amelia Gabriela Boudet a los 89 años de edad, sin herederos y sin hijos. La acompañaron un grupo de personalidades relacionadas con el matrimonio y con el Espiritismo. Su matrimonio había durado  37 años, compartiendo sus creencias y participando en sus trabajos. Cuando Kardec murió tenía 74, es decir le sobrevivió 14 años. Fue enterrada junto al dolmen de su esposo en el cementerio de Pére Lachaise de París.

Juan Miguel Fernández Muñoz

Viernes 31 de mayo: Conferencia con Alfredo Alonso Yuste

10 abril, 2019 por admin Sin comentarios »

“Los animales, nuestros hermanos menores”

El psicólogo clínico y espiritista, nos hablará con su amplio lenguaje,  sobre “Los animales, nuestros hermanos menores”. No dudamos de que  su exposición cubrirán los deseos de conocer desde su punto de vista espiritual y físico, mucho de la relación que tenemos con ellos.

Viernes 17 de mayo: Conferencia con Jesús Ortega

10 abril, 2019 por admin Sin comentarios »

“Nerón y otros espiritus inquietos del mundo antiguo”

Periodista, Director y presentador del programa radiofónico “El Dragón Invisible”, es redactor de las revistas Enigmas y Año-Cero. En su nuevo trabajo, que ha tenido la atención de ofrecernos,  nos va a llevar a tiempos pasados donde podremos constatar que los espíritus inquietos han existido en todos los tiempos, influyendo poderosamente en el desarrollo de la vida de aquellos que están vibrando en su sintonía.

Viernes 24 de mayo: Conferencia de Jesús Callejo

10 abril, 2019 por admin Sin comentarios »

“Simbología Cristiana ¿Sabemos interpretarla?”

Una vez más contamos con la presencia habitual de Jesús Callejo. Investigador y escritor, licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid, Director del programa radiofónico “La Escóbula de la Brújula”, autor de más de una treintena de libros relacionados con el  mundo del Misterio y los enigmas de la vida. Jesús Callejo nos esclarecerá sobre la “Simbología Cristiana”. Nadie mejor que él para desarrollar este tema que a veces no hemos sabido interpretar.

Viernes 10 de mayo: Entrevista con Manuel Berrocal

10 abril, 2019 por admin Sin comentarios »

Licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid, es habitual colaborador de “La Escóbula de la Brújula”, investigador de temas relacionados con la parapsicología, participando habitualmente en programas de televisión y radio, así como en Congresos relacionados con el Mundo Misterioso. Él se someterá a la entrevista que le realizaremos, donde seguramente descubriremos sus íntimas opiniones sobre los temas del Más Allá.

Viernes 3 de mayo: Conferencia de Víctor M. Fernández

10 abril, 2019 por admin Sin comentarios »

“La imposición de manos en las distintas culturas y en el espiritismo”

Este es el título de la conferencia que me han pedido que dé, el viernes  3 de mayo, en la Asociación de Estudios Espíritas de Madrid. Con ella pretendo realizar un viaje por la historia explorando el significado que la imposición de manos ha tenido en las distintas culturas y religiones, bien simbólicamente bien como curación efectiva, hasta llegar a la técnica de “pases” que aplicamos en los centros espíritas.

Amélie Gabrielle Boudet

31 marzo, 2019 por admin Sin comentarios »

A pesar de no hablar nunca de su intimidad, Hipólito León Denizard Rivail, Allan Kardec para el Espiritismo, había rendido homenaje a su esposa en la Revista Espírita (1.865), diciendo: “Mi esposa…se adhirió plenamente a mis intentos y me secundó siempre en mi laboriosa tarea, como lo hace todavía, a través de un trabajo frecuente por encima de sus fuerzas, sacrificando, sin pesar, los placeres y las distracciones del mundo, a las cuales su posición de familia acomodada estaba habituada”.

Efectivamente ella, hija única, había nacido en una familia de bien, en la ciudad de Thiais, al sur de la ciudad de París, en 1.795,  su padre Julien-Louis Boudet, notario y su madre  Julie Loise Seigneat de Lacombe, la acogieron con gran alegría y amor, dándola  una educación moral e intelectual, que marcó su vida.

Desde muy temprano demostró gran vivacidad y fuerte interés por los estudios, dándole a sus padres muestras de sus mejores dotes. Después de cursar la enseñanza primaria se estableció con su familia en París, ingresando posteriormente en una escuela donde se diplomó como profesora de 1ª clase. La influencia de encarnaciones pasadas sirvió para que también fuese profesora de Letras y Bellas Artes, así como para desarrollar sus facultades en poesía y diseño.

Culta e inteligente, Amélie G. Boudet realizó tres obras, en 1.825 “Cuentos Primaverales”, 1.826 “Nociones de Diseño”, y 1.828 “Lo Esencial en Bellas Artes”.

El destino, o el determinismo, juega un papel fundamental en la vida de cada uno de nosotros, y viviendo en París, un día, esta mujer gentil y graciosa, de fácil sonrisa, de ojos pardos y serenos, vivaz  en los gestos y en la palabra, se encontró con el Profesor Hipólito León Denizard Rivail convirtiéndose en su colaboradora en el Instituto Técnico que él dirigía. Su apoyo constante durante algunos años fue notable y de esa relación surgió la amistad y después el sentimiento del amor que finalizaría en matrimonio el 6 de febrero de 1.832.

Sus vidas, a pesar de existir una diferencia de edad entre ambos, pues Amélie G. Boudet era nueve años mayor que su esposo, transcurrió siempre con gran armonía.

Fue el acicate, estímulo y compañía excepcional en las labores comunes. Acompañaba a su esposo en sus viajes para visitar a los grupos Espíritas que se formaban en las ciudades de Francia y del extranjero. Tanto es así que, León Denís, aún muy joven, guardo en su memoria un cuadro campestre de la visita de Kardec y Gaby (como la llamaba cariñosamente en la intimidad Kardec), en Tours, el  cariñoso gesto de él subiendo en una silla para cortar un racimo de uvas y ofrecérselo gentilmente a su esposa.

Tras la desencarnación de Allan Kardec el 31 de marzo de 1.869, su esposa cuenta ya 74 años y a pesar del hecho doloroso, e irreparable pérdida, continuó desempeñando grandes e importantes tareas a favor del Espiritismo, fundando la Sociedad para la Preservación y Continuidad de la Obras de Kardec. Gracias a esto, la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas y la Revista Espírita continuaron existiendo.

Pocos días después del fatídico desenlace recibía cálidas manifestaciones de apoyo y simpatía de los innumerable espiritistas que a lo largo y ancho del mundo se manifestaban en su favor, para seguir fortaleciendo la obra.

El tiempo y la convivencia con su esposo, por espacio de 40 años, la había reportado una gran preparación, pero sobre todo un gran conocimiento que debía seguir aportando a la Doctrina Espírita. Ella había participado también con admirable resignación de las desilusiones y los infortunios, y estaba preparada para soportar, ahora, cualquier situación por más dura que fuera.

Valerosa mujer, Madame Rivail fue la compañera amorosa, y fiel de su marido, que con sus actos y sus palabras, pues había sido su brazo derecho, siempre ayudó  y se enfrentó en todo cuanto él emprendió. Intrigas, traiciones, insultos e ingratitudes cercaron al Codificador del Espiritismo, pero en los momentos de pruebas y dificultades, el siempre encontró, en el tierno afecto de su esposa, amparo y consuelo.

Ante la partida de su querido compañero para la Patria Espiritual, se comportó como una verdadera espírita, llena de fe y de estoicismo como era de esperar.

La historia nos habla del llamado “Proceso de los Espíritus” que se inició el 16 de junio de 1.875 en París contra los espiritistas, y que envolvió a Amélie G. Boudet, al presentar testimonio como testigo de la causa, y que fue promovido contra P. G. Leymarie, acusado de publicar en la Revista Espírita fotografías falsas como si fuesen de Espíritus. El proceso la implicó y se sintió maltratada e ironizada, intimándola el Tribunal, al querer manchar la memoria del Codificador y de la Doctrina Espírita, llegando a llamar el Juez Millet pura magia al Espiritismo.

Amélie G. Boudet falleció dulcemente, con lucidez, con aquella graciosa y amable sonrisa que siempre brillo en sus labios, el 21 de enero de 1.883, a las 5 de  la mañana en París, en compañía de un grupo de personas relacionadas con el matrimonio y con el Espiritismo a los 89 años edad. 14 años fueron los que sobre vivió a su esposo. No dejaron hijos ni herederos.

Conforme a su voluntad, el entierro fue simple y espiritualmente realizado, saliendo el féretro de su residencia, para ser enterrada junto al dolmen de su esposo en el cementerio de Peret-Lachaise en París, donde hablaron espíritas, poetas y  escritores.

La nota más destacada fue del Sr. Lecoq Cochet, quien leyó una comunicación mediúmnica recibida el día 22 de enero, en la que el iluminado Espíritu de “Antonio de Padua” describía la brillante recepción que la hicieron en el espacio los amigos de la ilustre desaparecida, quienes la recibieron junto con Kardec, mientras una intensa emoción embargaba a todos.

En su improvisación el Sr. P. G. Leymarié reconoció la gran labor de la Sra. Boudet, con su estímulo y colaboración, y recordó la importancia que había tenido con su insistencia y tesón, influyendo en Kardec para la publicación del “Libro de los Espíritus” y la “Revista Espírita”.

A  los pocos días de su muerte física, el 26 de enero de 1.883, el médium parisiense Sr. E. Cordurié, recibió espontáneamente un mensaje de ella, seguido de otro de la autoría  de su esposo, quedando demostrado una vez más la sobrevivencia del espíritu y la reunión en el espacio de los seres que se han amado en la Tierra.

En el año 1.890, producto del esfuerzo de la Sra. Boudet, Leymarié y otros colaboradores, salió a la luz pública “OBRAS PÓSTUMAS”.

Juan Miguel Fernández Muñoz

Homenaje a nuestros amigos

31 marzo, 2019 por admin Sin comentarios »

Homenaje a nuestros amigos de Divulgadores del Misterio y Mindalia/TV por su constante fidelidad hacía la Asociación. Gracias a su colaboración podemos llevar el conocimiento espirita a nivel mundial.

Viernes 26 de abril: Conferencia de María Jesús Albertus.

17 marzo, 2019 por admin Sin comentarios »

“Evolucionamos A Través Del Amor” es elocuente como su propio título y presenta con claridad lo que nuestra compañera, la divulgadora espírita María Jesús Albertus, expondrá en esta tarde de viernes.

Tal cual reza su enunciado, podremos entender con facilidad que nuestro progreso espiritual y personal, en muchísimos aspectos, depende de nuestro despertar y de nuestra conciencia de apertura hacia los demás y de la capacidad de reflejar sentimientos y actitudes que, ligados al amor, sirvan para conectar con los demás y para hacerles, también, partícipes de su propia posibilidad de evolución.

La conferencia empezará a las 19.30h.

 

Viernes 12 de abril: Conferencia de Aldo Linares.

17 marzo, 2019 por admin Sin comentarios »

La óptica con la que observamos el llamado otro lado está condicionada por más factores de diversos tipos de lo que creemos, pero en cada experiencia hay un pozo de intensidad que es vital para comprenderla.

“Más Allá De Las Visiones Del Más Allá”, a cargo de nuestros compañero, el comunicador, miembro del Grupo Hepta de investigación y colaborador del programa Cuarto Milenio, Aldo Linares, escarbará en las señales que, latentes a través del tiempo, nos dejan intuir la posibilidad de otras realidades tan sutiles como vivas para tratar de aportarnos puntos de vista de su análisis.

La cita es a las 19.30h.